Vámonos de tapas

Son muchos los lugares maravillosos para parar el ritmo del día y sentarte al solecito que estos días calienta tibiamente nuestro municipio. Pero hoy, si me lo prmitís, voy a hablaros de un local, algo alejado de nuestros hogares, pero que me resultó de lo más agradable.

Estando a ver a un amigo de la familia, nos acercamos a Valdemoro, para pasar un rato allí con los amigos y sus hijos. Aprovechando el buen tiempo, caminamos cerca de los juzgados y encontramos un restaurante con un aspecto de lo más cuidado y que nos llamó la atención de inmediato. Qu decir tiene, que nuestros amigos no habían estado allí, pero no me costó mucho convencerlos que paráramos a tomar algo, y ya de paso cenar, aunque no era tarde.

El restaurante se llama Restaurante La Lola Valdemoro, y aunque no se puede decir que fuera barato, que no lo fue, ni mucho menos, sí comimos muy a gusto de una carta muy bien elaborada.

El ambiente informal, con muchas familias como nosotros y nuestros amigos, con televisor para ver deportes, y unos camareros muy agradables.

Nunca habíamos estado en Valdemoro, no es uno de esos municipios que te llamen la atención a primera vista, pero tengo que reconocerlo, aunque no tiene nada que ver con nuestro pueblo, si que me gusto ese aire moderno, limpio y ordenado de las zonas por las que paseamos.

Ni que decir tiene, que volveremos otra vez, y aunque no se si volveremos a La Lola, si que volveremos a las terrazas de verano a tomar algo al fresquito de la noche de verano.